Vox y PP dan el primer paso para derogar la Ley de Memoria Democrática de Baleares

Vox y el PP han dado este martes el primer paso para derogar la Ley de Memoria Democrática de Baleares tras ser admitida a trámite en el Parlament la propuesta del partido de Santiago Abascal con el apoyo de los populares y la contundente oposición de las formaciones de izquierda.
junio 18, 2024

El debate lo ha abierto el diputado de Vox Sergio Rodríguez que ha denunciado que con esta ley los partidos de la izquierda pretenden «ensalzar a unas víctimas e imponer el silencio a otras», al tiempo que ha aseverado que el PSOE «tiene las manos manchadas de sangre».

La diputada del PP Cristina Gil ha mantenido que la derogación no tendrá «ninguna consecuencia» práctica porque está vigente la Ley de Memoria Democrática española del año 2022. Además, ha recordado que la Ley de Fosas de Baleares no se dejará de aplicar y, por tanto, se continuará la búsqueda e identificación de las personas asesinadas.

Desde la bancada socialista, Omar Lamin ha mantenido que «no puede borrarse la voz de las víctimas», ha echado en cara al PP que «se venda a los ultras de Vox» y ha revindicado «el derecho y la obligación de abrir las heridas».

MÉS ha anunciado que estudiará presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la derogación de esta ley y ha calificado de «vergüenza democrática» que el PP la apoye. Los ecosoberanistas han exigido la dimisión inmediata de Le Senne a raíz de la expulsión de las diputadas socialistas.

TENSIÓN EN EL PARLAMENT

El debate ha sido tan tenso que el presidente del Parlament balear, Gabriel Le Senne (Vox) ha expulsado de la sala de plenos a la vicepresidenta segunda de la Mesa, Mercedes Garrido, y la secretaria segunda del Parlament, Pilar Costa, ambas del PSIB, durante el debate de toma en consideración de la proposición de ley de Vox para derogar la ley de memoria democrática.

Quan poses a un feixista a presidir el parlament acaba comportant-se com un feixista.

Gràcies, PP, gràcies, Prohens. Avergonyiu als demòcrates i les demòcrates.

Ànims a les nostres companyes i diputades @GarridoMercedes i @pilarcosta , estem amb vosaltres! pic.twitter.com/Glst1AbZRk— PSIB-PSOE (@psibpsoe) June 18, 2024

Así ha reaccionado Le Senne tras llamar al orden en reiteradas ocasiones a ambas diputadas socialistas, quienes durante el debate tenían sobre la mesa unas fotografías, entre ellas de la sindicalista y militante del Partido Comunista Aurora Picornell. También diputados del PSIB-PSOE y de MÉS per Mallorca han llenado su bancada, al inicio del debate, de varios retratos de víctimas.

«Pido que retiren los retratos», ha expresado el presidente a Garrido y Costa, argumentando la necesidad de «preservar la neutralidad de la Mesa». Garrido, seguidamente, ha contestado a Le Senne que las fotografías están ahí como «acto de justicia y reparación» y, con los representantes del PSIB aplaudiendo y puestos en pie, ha recriminado al presidente del Parlament que no puede tocar su ordenador –donde estaba pegada la foto de Picornell y que Le Senne ha intentado quitar–. Después, ha sido expulsada.

Costa, por su parte, ha aguantado sentada unos segundos más, y tras el aviso reiterado de Le Senne, éste le ha expulsado también de la sala. «Me corresponde guardar el orden, la Mesa debe ser neutral», ha insistido el presidente de la Cámara balear, lamentando «profundamente esta situación» y censurando que dos personas «que deben dar ejemplo, no solo no lo han dado, sino que se han negado a obedecer».

El portavoz parlamentario del PSIB, Iago Negueruela, ha respondido a Le Senne tildando de «deleznable» su comportamiento de expulsar a las dos diputadas «por tener fotos de mujeres asesinadas».

MANIFESTACIÓN ANTES DEL DEBATE

Antes del debate, alrededor de 200 personas, según datos de la Policía Nacional, se han concentrado este martes delante del Parlament balear con motivo del debate de la toma en consideración de la derogación de la ley de Memoria Democrática al grito de «¡Fascistas fuera del Parlament!» y «¡Memoria, justicia, verdad y reparación!».

La convocatoria, realizada por la Plataforma por la Memoria Democrática, ha mostrado el rechazo a esta posible futura derogación a través de una carta dirigida al Partido Popular, en la que el colectivo ha exigido que se considere a «las más de 2.000 víctimas asesinadas y a las más de 10.000 víctimas encerradas en prisión» durante el periodo de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

En el texto, también han pedido que se recuerde a aquellas personas que «padecieron condenas y sentencias a muerte manifiestamente injustas», además de las «víctimas ejecutadas extrajudicialmente» y las que «sufrieron desapariciones forzosas». Junto a ellas, han puesto de manifiesto que se «ocasiona de nuevo» dolor a sus familias al llevar a cabo este proceso legislativo.

Por este motivo, han exigido al PP que se posicione «al lado de las víctimas» y no tome en consideración la petición de Vox, razonando que la ley «nada más que ha otorgado derechos y beneficios, ya que la memoria no es una cuestión de partidos políticos sino de derechos humanos».

Adjunto al documento, han recopilado los nombres de las víctimas que hubo durante el período franquista en Baleares y, también, han mantenido en alto sus fotografías en la protesta, como las de Matas Lladó, Fernández Ferrá, Nicolau Matas o Comes Ferrá.

En declaraciones a los medios, el portavoz de la Plataforma, Miquel Rosselló, ha subrayado que «sin el PP, Vox sería una minoría, así que su responsabilidad es fundamental». Además, ha adelantado que durante el verano se seguirán realizando acciones puntuales para seguir manifestando su desacuerdo con la iniciativa, mientras se valora por parte de sus asesores si tomar alguna acción legal.

Javier Fernandez Ortega

Foto-Periodista especializado en politica, cultura y tendencias. Director de todo esto ( lasiestamagazine.com ). Vivo cerca del paraíso, escribo bajo la mirada de un objetivo, juego cabalgando sobre la luz, viajo para nutrirme de colores y siempre con poco equipaje.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.