Libertad con cargos y retirada del pasaporte para el propietario del Medusa Beach Club

El titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Palma ha acordado este miércoles dejar en libertad al dueño del Medusa Beach, el local de la Playa de Palma que se derrumbó el 23 de mayo donde murieron 4 personas, le ha retirado el pasaporte y le ha prohibido salir del país.
junio 26, 2024

El juez, en funciones de guardia, ha fijado también comparecencias periódicas, como había pedido la Fiscalía, para este empresario investigado por 4 delitos de homicidio imprudente y 6 de lesiones imprudentes, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

El empresario que explotaba el bar de la Playa de Palma donde el pasado 23 de mayo murieron 4 personas tras derrumbarse la terraza superior ha pasado esta tarde a disposición judicial, tras haber sido detenido por 4 homicidios por imprudencia grave y 6 delitos de lesiones graves, también por imprudencia.

La detención del empresario se ha producido una vez ha concluido la investigación del derrumbe, que ha determinado que la terraza que colapsó parcialmente había sido reformada para explotar como negocios sin disponer de permiso para ello, no fue reforzada y recibió una sobrecarga de peso que provocó su hundimiento, ha informado este miércoles la Policía Nacional.

¿QUÉ OCURRIÓ?

El pasado 23 de mayo, un trágico derrumbe en la Playa de Palma dejó un saldo de cuatro fallecidos y 16 heridos, varios de ellos en estado grave. El incidente ocurrió en el Medusa Beach Club, un conocido local. Según las primeras investigaciones, el colapso se debió a un exceso de peso en la terraza del primer piso, que al ceder cayó sobre una bóveda de marés, causando el colapso de esta también y afectando la zona de comensales situada en el sótano.

Las víctimas mortales fueron identificadas como dos turistas alemanas de unos 20 años, una empleada española de 23 años y un hombre senegalés de 44 años. La mayoría de los heridos son extranjeros, y entre ellos se encuentran varias personas de nacionalidad holandesa. En el momento del incidente, el lugar estaba lleno de clientes y trabajadores, lo que agravó las consecuencias del siniestro.

El operativo de emergencia fue amplio y rápido. Participaron la Policía Nacional, la Policía Local, los Bomberos de Palma y el servicio de emergencias sanitarias 061, que desplazó una veintena de ambulancias. También se empleó un dron para ayudar en la localización de víctimas y se solicitó la ayuda de una empresa de grúas para remover los escombros.

Las autoridades locales, incluyendo a la presidenta del Govern, Marga Prohens, y el alcalde de Palma, Jaime Martínez, se personaron en el lugar para supervisar las labores de rescate y atención a los heridos​.

A partir de ese momento se inició una investigación por parte del Grupo de Homicidios de la Policía junto con los informes técnicos del Ayuntamiento de Palma que determinó que había colapsado parte de una cubierta que se unió a la terraza del local para la explotación del negocio para la que no se disponía de licencia o permiso.

La estructura no había sido reforzada para dicho uso y como consecuencia de las modificaciones había recibido una sobrecarga de peso. Ese peso añadido a la estructura, junto con el de las personas que ocupaban ese espacio en el momento del siniestro, provocó el colapso de la estructura y su hundimiento.

Una vez concluida la investigación, los agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional han detenido al propietario del negocio por su presunta implicación en 4 homicidios por imprudencia grave y 6 por lesiones graves por imprudencia.

Javier Fernandez Ortega

Foto-Periodista especializado en politica, cultura y tendencias. Director de todo esto ( lasiestamagazine.com ). Vivo cerca del paraíso, escribo bajo la mirada de un objetivo, juego cabalgando sobre la luz, viajo para nutrirme de colores y siempre con poco equipaje.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.